lunes, 26 de marzo de 2012

¿Cómo ser más eficiente en la gestión del tiempo? Una historia y una herramienta

Como dijo Fray Luis de León: "Decíamos ayer..."
Erase una vez un granjero muy preocupado y extremadamente atareado (vamos, como solemos estar todos normalmente), pues se le escapaban diariamente muchas gallinas del corral. El hombre corría y corría persiguiéndolas, y no tenía ni un segundo libre para descansar. Un señor que pasaba por allí, al verle correr le dijo:
- Oiga, ¡que tiene usted un agujero en la valla y por ahí es por donde se le escapan las gallinas!
- ¿Y qué pretende usted que haga? - dijo el granjero.
- Pues que arregle la valla.
- ¡No puedo! ¿Es que no ve que no tengo tiempo porque estoy todo el rato persiguiendo a las gallinas?
La obvia moraleja de este pequeño cuento (que escuché la semana pasada en el PPD que estoy cursando ahora en el IESE), es que tenemos que aprender a diferenciar lo urgente de lo importante, pues solemos dedicar nuestro tiempo a lo primero y nunca nos queda tiempo para lo segundo. Y la segunda moraleja es que, esto que parece sencillo, su aplicación luego en el día a día no lo es tanto.

Las matrices de 2x2 (tan sencillitas ellas) muchas veces nos ayudan a evidenciar cosas. Me quedo para esto con la que hizo Dwight D. Eisenhower:
Conforme a este método, se clasifican fácilmente las tareas según si son o no importantes, y según si son o no urgentes.
  • Tareas A: las tareas importantes y urgentes, deben hacerse primero.
  • Tareas B: las importantes pero no urgentes, se pospondrán pero deberá fijarse fecha para su realización.
  • Tareas C: las no importantes pero sí urgentes, deben delegarse a otra persona.
  • Y por último, las que no sean urgentes ni importantes, según otros modelos de análisis, pueden posponerse, delegarse o, sencillamente, no hacerse.
Este modelo también se suele llamar ABC (aunque a mí esto me suena más a costes, pero bueno).

PD.: Para el hacer del día a día (que decía Heráclito), nos seguimos viendo en Twitter ;)

2 comentarios:

@inmap dijo...

Qué bien leerte de nuevo, Félix :)
Me ha encantado tu alegoría con gallinas de por medio. Es cierto que hemos entrado en un bucle de "lo urgente por lo importante" tan estúpido y peligroso... Tiempo para planificar y ejecutar deberían estar muy bien delimitados.

Alfonso dijo...

Hola que tal, una estupenda reflexión. Enhorabuena por el blog. Me parece que trasmites muy buenas ideas. Hace tiempo que te sigo y me gustaría invitarte a la página que ha abierto el Colegio de Empresistas. Sería un placer contar contigo. Publican noticias de actualidad, eventos que organizan, formación…
Te paso el enlace de su web y de su FB por si le quieres echar un vistazo. Un saludo!
http://www.empresistascantabria.es/
http://www.facebook.com/empresistas