martes, 21 de abril de 2009

En deuda con Stephen Hawking

La prensa recoge hoy la súbita hospitalización de gravedad del profesor Stephen Hawking. Aparte de sus importantes contribuciones a la física y su incuestionable labor docente, personalmente me siento en deuda con él pues fue quien, en mi adolescencia, me reconcilió con la física (yo "era de letras") y me abrió los ojos al campo de la cosmología, que entonces pensaba que quedaría para siempre vedado a mi comprensión.

Como es sabido, Hawking ha desempeñado una importante faceta de divulgador científico, contribuyendo a que comprendiéramos mejor no sólo la historía de la cosmología física, la relatividad general, la física cuántica y la actual búsqueda de la teoría del todo (teoría M, multiverso...) sino que, particularmente en lo que a sus investigaciones se refieren, conociéramos las repercusiones de todo ello en cuanto al posible origen de nuestro universo, la formación de estrellas supermasivas que colapsan sobre sí mismas, etc.

El primer paso que di de la mano de Hawking me animó a seguir aprendiendo y todo ello me ha ayudado a vislumbrar los límites actuales del conocimiento humano en este campo, donde aún se abren una serie de posibilidades de investigación y de debate formidables. Asimismo, filosóficamente hablando, me ayudó a establecer mi marco de referencia en lo que concierne a nuestro entorno, nuestra posición en él y nuestro futuro. He pasado muchas horas reflexionando sobre estas cuestiones que, como a cualquier ser humano, me resultan muy sugerentes.

Por su aportación a la ciencia, por su ejemplo de superación personal ante la enfermedad y por su labor divulgadora, tenemos una deuda con él. Espero que pueda recuperarse y seguir ayudándonos a entender por qué el universo puede estar en una cáscara de nuez (e incluso, por qué pueden existir millones de nueces parecidas en el saco). 

viernes, 17 de abril de 2009

Cuidado con lo que persigues

Mi reader se está llenando cada vez más de blogs de arquitectura, de fotografía, de diseño... Me gustan.

Un lobo persigue al cerdito (vía 4ºD):



Cuidado con lo que persigues. Puede que, cuando lo termines consiguiendo, pierdas la ilusión por la vida. Mejor, disfruta del camino, como bien dijo Kavafis.

miércoles, 15 de abril de 2009

Entrevista en EBE

En el blog de Evento Blog España me hacen hoy una entrevista en la que tratamos, sobre todo, de la empresas "tradicionales" y sus relaciones con las tendencias: de comunicación, de Internet, de estructura y gestión de la empresa, responsabilidad social... 

Sólo un comentario que me surge un poco al hilo de lo que hablo en la misma: la generalización es práctica pero no es justa ni correcta. Una cosa que, por mi trabajo, encuentro a menudo son comentarios del tipo " - se ha demostrado que esto (el tema que sea) a las empresas les brinda rentabilidad a medio plazo". Quien me dice esto suele pretender convencerme (en mi calidad de representante empresarial) de la conveniencia (o la necesidad) de que todas las empresas hagan algo por el artículo treinta y tres.

Este tipo de afirmaciones suelen partir de un cierto desconocimiento de la realidad en toda su profundidad, de una visión simplificada de las cosas. Lo que a una empresa (en un sector, con un tamaño, una ventaja competitiva determinada, unos problemas concretos y una estrategia específica) le puede valer, para otra diferente puede que no tenga el mismo sentido o, al menos, la misma importancia relativa.

Las dudas suelen surgir precisamente en asuntos donde la "rentabilidad" no está del todo demostrada, como por ejemplo en cuestiones de recursos humanos como la conciliación, o en temas de marketing como los nuevos canales de comunicación, por citar algunos. No digo que no les funcionen a muchos, incluso a la gran mayoría, pero no impregnemos a todos necesariamente bajo la misma pátina de utilidad o de necesidad.

Y hablando de canales, algunos sin querer saber del tema web 2.0 mientras otros dicen que vamos ya a por la versión 3 de Internet. El mundo de la tecnología va que vuela y las nomenclaturas, aún más.

Se me olvidaba: el enlace a la entrevista.