martes, 3 de febrero de 2009

Crisis y más crisis ¿pero dónde estamos?

Sugerencia (por si a alguien le puede servir de algo): ubique su empresa en el lugar correspondiente. Si no lo tiene claro, colóquese en la parte inferior. No dé nada por perdido (pero sea cuidadoso con su patrimonio y su responsabilidad legal) y tenga en cuenta que se están generando nuevas oportunidades.

Si está en la parte derecha de la tabla tiene mucho a su favor (usted puede mirar a medio plazo mientras otros se centran en el corto), aunque seguramente muchos deberes por delante (la escalera de los deberes de su estrategia empresarial) y una obligación de no bajar la guardia. Podrá aprovechar mejor que otros los cambios del mercado y las oportunidades. Mire a su alrededor y trate de ver dónde estará su empresa dentro de un año. En teoría, debería tener mayor poder de negociación y cuota de mercado.

Si está en la parte izquierda, trate de minimizar al máximo sus operaciones, céntrese en aquellas inversiones que generen caja rápidamente y deseche cualquier inversión a medio plazo, focalícese en minimizar sus necesidades operativas de fondos (necesidades de stocks, plazos de pago...), renegocie con proveedores y financiadores (si es posible), reduzca sus costes al mínimo, no sólo reduciendo costes fijos y variables poco productivos, sino depurando los procesos. Y no se ciegue por su posición de ventaja competitiva: sus prioridades son ahora a corto plazo.

5 comentarios:

Josecarlos dijo...

Gracias por las sugerencias, que me parece que cualquier empresa es lo que debería estar haciendo.

Félix dijo...

Está claro que las soluciones pueden ser bastante obvias para muchos, pero he visto que no para todos. Precisamente ayer hablaba con un pequeño empresario que me contaba algunas de sus intenciones y preocupaciones. Por sus comentarios vi que tenía previsto realizar algunas acciones contradictorias con su situación. Por eso pensé hacer este pequeño boceto, en la confianza de que si sirve a sólo una persona, al menos valdrá la pena el tiempo empleado.

fubieta dijo...

Totalmente de acuerdo. Podemos dar consejos para superar (sobrevivir) la situación a las empresas ubicadas en tres de las cuatro áreas (consejos más o menos evidentes y sensatos).

El problema (de España) es; qué hacemos con las de la casilla inferior izquierda.

Dando por supuesto que un elevadísimo procentaje está en el área izquierda (debilidad financiera) me pregunto cuántas tenemos realmente competitivas. Me temo que pocas a escala local/nacional y muy pocas a escala global.

Doble trabajo entonces, sobrevivir mientras intentamos (a la fuerza) hacernos más competitivos (lamentablemente muchas buscarán SÓLO la competitividad de costes).

Difícil solución "si no te has ocupado de ser más competitivo cuando tenías recursos para acometer planes de mejora cómo se hace ahora con recursos limitados".

No es un consuelo pero ya lo veníamos diciendo muchos que era necesario haber acometido reformas de calado en el sistema y sobre todo dentro de las propias organizaciones. Hablo en pasado pero, para terminar con un mensaje optimista, tal vez aún no sea tarde para algunas.

Mario Bruce dijo...

Al hilo de lo que te comentaba el empresario, esta misma mañana un gerente de concesionario (buena piedra de toque en esta crisis), me preguntaba, como si yo fuera un pitoniso de los que salen de madrugada, que cuando terminaría la crisis. Está claro que no sabe que mi profesión explica el pasado pero no predice nunca el futuro, porque se nos vería el plumero. En fin por amistad y con mucha prudencia, le dije lo típico que a finales de este año las caidas empezarían a suavizarse, pero de ahí a mejorar quedaría una larga travesía por el desierto. El me contestó "ya¡ y como aguanto yo hasta finales de año como mínimo?", mientras me decía eso miraba a sus comerciales sentados en las mesas. Hoy venían sus jefes de Madrid a reunirse con él. Según sus palabras a estas horas sabrá si su concesionario sigue o se va a engrosar las listas de ceses de actividad. La cuestión es que ante esta situación que padecemos, a muchas empresas les está llegando más un mensaje de "aguanta que ya se acabará" que el mensaje "actúa o te vas al hoyo".
Un saludo.

Félix dijo...

@fubieta Tienes razón en todo lo que dices, pero fíjate que yo soy todavía más optimista. Si en algo estamos especializados en España es en salir de los atolladeros en el último momento y por el último agujero que queda. La crisis va a tener cosas buenas: generará un entorno más competitivo donde no primará tanto la especulación como la innovación; la falta de incentivos internos fomentará la salida de las empresas al exterior y desarrollará empresas más competitivas. Quien quiera obtener buenos retornos a sus inversiones deberá asumir nuevos retos.

@Mario Por desgracia hay casos en que la flecha sólo marca hacia abajo. Espero que no sea el de ese concesionario.