lunes, 29 de diciembre de 2008

Frases (8)

No soy lo que fabrico ni lo que vendo; soy el valor que aporto.

Frase propia, referida a las empresas.

2 comentarios:

Mario dijo...

Lástima que los humanos seamos realmente taaaan malos a la hora de estimar el valor de algo :-) A Dan Gilbert te remito (es lo más rápido... ver http://tinyurl.com/66xjlb).

Hablando en serio, este es un tema crítico, sin ir más lejos, en servicios profesionales. El valor aportado no existe si no es percibido. La percepción es algo que ocurre en la cabeza del otro. La percepción construye patrones o marcos (Lakoff está de moda en nuestro país últimamente) que actúan como filtros - sólo vemos aquello que esperamos ver.

De los tiempos en que me conociste recuerdo esta anécdota. Me encontraba presentado nuestra oferta mafiosa a un representante de una patronal de Castilla y León. Todos los argumentos que ofrecía, que nos diferenciaban claramente de la competencia y aún más claramente beneficiaban a las empresas, parecían no importar lo más mínimo. Llegó un momento en el que no pude más (era joven) y solté: "Bueno, ¿Es que no me cree?" y el tío me contestó: "Creo que TÚ CREES en lo que dices. Pero eso no quiere decir que sea cierto".

Im-Presionante.

¿Cómo hacer visible/tangible el valor?

Félix dijo...

Mario,
si hablamos de empresas, tienes toda la razón de que tenemos que hablar de valor percibido. Aportar más valor del percibido es una clara ineficiencia, y menos es una gran suerte: cuántas marcas cobran muchísimo más de lo que dan por el icono, la exclusividad, la pertenencia...

Y gracias por el vídeo de Dan Gilbert, que pone en entredicho el tema de la valoración de inversiones. Precisamente esta mañana leía un artículo que incidía, por enésima vez, entre la economía basada en el ser racional y la emotividad del comportamiento humano, poco razonable generalmente.