miércoles, 12 de noviembre de 2008

¿Servirá de algo la reunión del G-20?

El próximo sábado se reunirá en Washington el G20 (accesoriamente cabe decir que España estará presente ya que a Francia le sobraba una silla, pues tenía una como miembro nato del grupo y otra por su presidencia de turno de la UE). En esta reunión, aparte de refundar el capitalismo y esas cosas tan grandilocuentes que gustan decir a quienes quisieran pasar del rango de político al de estadista (a.k.a. Sarkozy, autor de la frase), se reflexionará sobre la situación actual de crisis internacional y sus causas, y se analizarán qué medidas conviene adoptar.

Se dice que los ejércitos siempre están preparados para ganar la última guerra que perdieron, pero no la guerra que tendrán en el futuro. Esta frase, que desconocía, la escuché en una reunión esta mañana.

Cabe esperar que, sobre la mesa del G-20 y muy especialmente en las mesas técnicas que tendrán lugar a continuación, sobrevuele la citada frase y que las medidas que puedan adoptarse no sean para evitar esta crisis (en la que estamos plenamente inmersos y que es, por tanto, inevitable) sino para ayudarnos a salir de ella.

3 comentarios:

Yoriento dijo...

Félix, te copipego este artículo que me gustó, por si ayuda al debate que planteas.

En estos temas soy un mero lector interesado ;-)


---
Siete propuestas de Zapatero para el G-20
de Escolar.net de Ignacio Escolar

1- Más que finanzas
Para Zapatero, la situación actual no es sólo una crisis financiera: es una crisis sistémica. Esto implica que hay que aprovechar la ocasión para abordar también otros problemas globales: el cambio climático, el hambre y la pobreza.

2- Un nuevo organismo regulador
Podría ser el FMI con un nuevo mandato o bien una nueva organización que nazca este sábado y que tendría como misión unificar los criterios de supervisión financiera para fomentar la transparencia y prevenir nuevos agujeros. También está en marcha, aunque no para esta cumbre, la creación de otro organismo regulador europeo. Hay conversaciones secretas entre los países miembros de la UE desde hace un año. El principal escollo es Reino Unido, que al no estar en el euro prefiere una supervisión por áreas en lugar de una supervisión unificada.

3- Combatir los paraísos fiscales
El 20% del PIB mundial se esconde en estos países. Zapatero tiene encima de la mesa varias propuestas para abordar este problema. Unas más radicales, que plantean vetar el movimiento de capital desde y hacia estos países piratas. Otras menos, como la de Industria, que plantea una “salida ordenada” al problema. Sin embargo, está por ver que el presidente abra este frente, pues Zapatero no se puede salir en exceso de las propuestas europeas y esta idea choca con los intereses de Reino Unido, que cuenta con paraísos fiscales como las Islas Vírgenes o Caimán entre sus protectorados.

4- El modelo español
El presidente planteará el modelo de control financiero español como ejemplo a seguir, pero no sólo en lo que refiere a las obligaciones de provisionamiento, que tanto han elogiado en los últimos días Financial Times y Wall Street Journal. También planteará límites de apalancamiento (la relación entre capital propio y crédito invertido en una operación financiera), donde la banca española ha sido mucho más prudente que la de otros países. Este punto se comentó en la reunión del lunes en Moncloa con los grandes banqueros y gusta poco a la banca.

5- Limitar los sueldos de los directivos
El modelo que estudia consiste en que las retribuciones extraordinarias para los directivos están ligadas al largo pazo: que sean acciones que no se pueden vender en años en lugar de stock options para que así los directivos se preocupen por el futuro de su empresa en vez de jugar sólo al corto plazo.

6- Regular las agencias de calificación
Zapatero propondrá que estas agencias no puedan financiarse con cargo a las empresas a las que evalúen: los examinados no podrán comprar la nota.

7- El dinero de los árbitrosTambién hay propuestas en los papeles de Zapatero sobre cómo financiar los nuevos organismos mundiales de supervisión. Hay tres ideas. La primera, una especie de Tasa Tobin: un impuesto que grave el flujo de capitales, aunque la propuesta no gusta a todos los economistas que trabajan con Zapatero. La segunda, aumentar las cuotas de los países asiáticos, China y Japón, a cambio de un papel mayor en estos organismos: votos por dinero. La tercera, que las grandes corporaciones multinacionales también paguen parte de la factura.

Félix dijo...

Muchas gracias por el artículo, Yoriento.

Si estas son las medidas que se plantean, que no tengo por qué dudarlo, estaría claro que nos estamos preparando para ganar la guerra que perdimos. Está bien porque contribuiría a evitar que se repitieran algunas cosas que han pasado, pero ninguna de todas esas propuestas nos ayudarán a salir de donde estamos. Digamos que esas propuestas son las propuestas "obvias" que cualquiera plantearíamos con la información que tenemos hoy.

Y aún así, hay algunas que se parecen un poco a "aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid..." pues hablamos del cambio climático.

Y no digo que no haya que hablar de esas cosas, que son de importancia esencial, pero sí que son cuestiones que salen del tema de la crisis financiera que se va a tratar en la reunión y que tienen más que ver con el modelo de crecimiento que tenemos.

Mario Bruce dijo...

Dos apuntes al post:

1.- La frase que te da pie al post sobre las batallas pasadas y futuras, me ha recordado un dicho muy popular entre economistas, "No me preguntes que sucederá mañana, pero cuando suceda te diré porqué ha sucedido".

2.- Las medidas que propone nuestro Presi, creo que son un compendio de lo que se ha venido hablando en los últimas semanas desde muchos focos y no son novedosas aunque eso no tiene porqué ser negativo, ahora bien están encaminadas a que no vuelva a suceder esta situación.

Creo que el cómo resolver o salir de la crisis, como mucho se regulará hasta donde pueden llegar las ayudas públicas para que todos jueguen más o menos con las mismas reglas.

El verdadero problema está en cuanto tiempo costará reconstruir todo lo que se está cayendo a nivel de actividad económica y de eso no se ven propuestas por parte de nadie y será el verdadero problema dentro de unos cuantos meses.

Un saludo.