viernes, 17 de octubre de 2008

Subprime con humor

Bueno, ahora está de moda meterse con la Banca de Inversión norteamericana y sus refinadas obras de ingeniería financiera. Vi este vídeo hace ya bastantes meses, pero hasta ahora no lo había encontrado subtitulado. Sería gracioso si no fuera verdad.


Vía Enrique Meneses

2 comentarios:

Arturo Alonso dijo...

Hola Félix:
Me ha recordado una anecdota que Lars Tvede cuenta en su libro "Psicología del mercado buersatil" que transcribo textualmente:
Winston Churchil, un hombre inegablemente muy inteligente, visitó en 1929 a su amigo Bernard Baruch, en Nueva York. Churchil quedo atrapado por el apasionante ambiente de la bolsa y decidió jugar durante un dia. Las transacciones se torcieron rápidamente y cuando intentaba salvar lo perdido con nuevas especulaciones, le fue todavía peor. Sus operaciones fueron más "calientes" y al cabo del día, estaba completamente arruinado y preparado para vender sus bienes y olvidarse de su carrera política.
Pero tampoco le fue tan mal. Bernard Baruch había previsto la catastrofe y pidió a uno de sus colegas vigilar los pasos de Churchil para cubrir todas sus trasacciones haciendo todo el tiempo lo contrario en la cuenta de Churchil. Así no se hizo mas pobre, pero si mas listo.
Asi, que ya ves la historía se repite, que falta de memoria tenemos los humanos. Esto no es un casino.

Félix dijo...

Arturo, ha sido una verdadera y grata sorpresa ver tu blog.

En relación a lo que dices, la lógica económica aplicada al mercado financiero no tiene gran sentido. Si acaso habría que estudiarlos desde el punto de vista de la psicología social.

Por otro lado, también podríamos pensar que la economía toma como premisas de partida unos planteamientos de comportamiento humano demasiado simples, prácticamente sin matices.