lunes, 1 de septiembre de 2008

Frases (1)

Pienso, luego estorbo.

6 comentarios:

Silvia MV. dijo...

Sería interesante saber si coincides con el escritor en determinado juego de palabras.

Camilo dijo...

Es buena la observación de Silvia (a la que saludo)
Estorbar, puede significar muchas cosas. Mover la estantería por ejemplo.

Hay un poeta argentino Atahualpa Yupanki, que dice "pienso, luego exilio"
Fue un folklorista, que vivió muchos de sus últimos años en París.

Y te agrego otra viejo.
Borges decía que después de Platón, todo lo escrito fueron correcciones a su obra.
Bertran Russell (premio novel de literatura) decía que todo lo escrito después de Platón, son notas al pie de página.

Saludos y nos vemos.
Me voy a ausentar unos días que ando con la cabeza quemada

Félix dijo...

Según en qué círculos pero, en general, coincido con la frase. Por eso la puse.

Lo malo no es pensar, sino decir lo que piensas. Suelo hacerlo muy a menudo, lo cual no demuestra mucha inteligencia por mi parte.

Anónimo dijo...

Nada más lejos de la terquedad que decir lo que se piensa: siempre he creído que una persona sincera es una persona inteligente...es la mejor manera de sentirse bien con tu vida, disfrutar de tu trabajo, y por tanto, hacerlo bien, lo cual todo ello repercute que nos encontremos en el ansiado circulo virtuoso.

Llevo algún tiempo leyéndote.
Sugerencia: recomienda más música (no defrauda)

Manuel

Félix dijo...

Hola, Manuel, y bienvenido. Muchas gracias por tu aportación.

Estarás de acuerdo en que la sinceridad a toda costa, aunque pueda ser sana desde un punto de vista emocional, no es inteligente. Lo importante son los resultados y conseguirlos precisa muchas veces la habilidad de la diplomacia. Por otra parte, nada hay más insano para las relaciones personales que una crítica o un consejo no pedido.

Anónimo dijo...

"Lo malo no es pensar, sino decir lo que piensas. Suelo hacerlo muy a menudo, lo cual no demuestra mucha inteligencia por mi parte."

Como bién dices, muchas veces, no se puede escupir (decir)) lo que se siente o se piensa, en voz alta, clara y contundente

Las críticas, el no saber un resultado que puede ser muy desagradable, nos hacen a la mayoría de las personas callarnos cosas que nos están ahogando y que claramente nos harían objetos para estorbar.

Forges llevaba razón.