martes, 1 de julio de 2008

Bendita simplificación administrativa

Toda norma que se apruebe a partir de Enero de 2.009 deberá contar previamente con un estudio donde se analicen las cargas administrativas que se imponen y su adecuación a los objetivos perseguidos. Las cargas se cuantificarán utilizando el modelo de costes estandar (SCM). Dicha obligación se establece en el Plan de Acción para la Reducción de Cargas Administrativas aprobado recientemente por el Consejo de Ministros (página del Ministerio). De esta iniciativa comenté algo ya más de un año. Anualmente se publicará también un Real Decreto de Reducción de Cargas donde se recogerán medidas de simplificación concretas.

Esta iniciativa, que surge de la Unión Europea (los países nórdicos nos llevan tropecientos cuerpos de ventaja), persigue el loable fin de reducir un 30% las cargas administrativas que soportan empresas y ciudadanos, manteniendo los objetivos de la norma. En base a un estudio realizado en los Países Bajos, la Comisión Europea estimó en 2007 que una reducción de las cargas de un 25% supondría un incremento del PIB del 1,3% (porcentaje que buena falta nos haría ahora).

El sistema de costes estándar es un punto de partida, a la vista de la imposibilidad de determinar los costes caso a caso, pero para ello pienso que hay que partir de la premisa de que el estandar esté bien establecido y, especialmente, que se hacen comparaciones entre costes reales y estandar para analizar desviaciones y detectar, entre otras cosas, posibles errores en el cálculo del estándar; cosa ésta última que no se prevé.

El Plan no vincula a las Comunidades Autónomas y a los Municipios, aunque establece posibles acuerdos de colaboración.

Independientemente de la mejor o peor manera como se acometa esta iniciativa, la buena noticia es que hay tantísima tela que cortar en esto de la simplificación, que se pongan por donde se pongan, algo se logrará. Luego está la eficiencia en los procesos, pero eso ya es otra historia.

4 comentarios:

Fubieta dijo...

Buena noticia, pero (lo siento) limitada y poco ambiciosa.

En plazos (2012?):
"Se pretende reducir en un 30 por 100 antes de 2012 las cargas derivadas de la normativa vigente y evitar nuevas cargas en la normativa que se apruebe a partir del 1 de enero de 2009"

Y en ámbito de aplicación (sólo seis áreas?):
"seis áreas prioritarias para la simplificación administrativa: derecho de sociedades, legislación fiscal, estadísticas, contratación pública, medio ambiente y entorno laboral-relaciones laborales"

Además creo que seguimos errando en parte del diagnóstico. El objetivo de esta medida es:

"con el fin contribuir a incrementar la competitividad y productividad de las empresas españolas"

Desde mi punto de vista el objetivo es mejorar la competitividad y productividad de la ADMINISTRACIÓN Española. Las empresas debemos ser competitivas, seguro, y para ello la modernización del "entorno" (fiscal, laboral, financiero y administración) debe ser capaz de responder de manera ágil, dinámica y flexible.

Pero es la propia administración la que debe fijarse como objetivo el ser más competitiva, eficiente y flexible (y moderna). Por qué nos negamos a reconocer que la competitividad es cosa de todos y de la adm. pública (en todos sus ámbitos) la primera.

Como ejemplo de algunos casos de mi sector (financiación de la I+D). Si comparamos la documentación administrativa solicitada por ejemplo por la Comisión Europea para financiar proyectos de varios millones de Euros (tanto en la fase de solicitud como en el caso de concesión) con la que se solicita para proyectos de algunas decenas de miles de euros por administraciones autonómicas y nacional las diferencias son abismales (y no creamos que simplificar dicha documentación incrementa el fraude, en absoluto).

Podría seguir con otros ámbitos en los que debe ser la propia administración la que debe liderar el compromiso de ser más competitiva pero por menionar un par es paradigmático el de promoción/atracción de inversiones extranjeras, internacionalización o la de creación de empresas cuya inversión está basada en intangibles/conocimiento (de base tecnológica).

En fin siento haberme extendido y termino como empezaba, BUENA NOTICIA.

Félix dijo...

Me hace gracia tal y como planteas el proyecto para mejorar la competitividad y productividad de la Administración española. Es un problema de evaluación, nadie controla eso.

Félix dijo...

Sobre el tema de los costes estandar y la simplificación administrativa, después de leer los anexos donde se prevé la fórmula para determinar los estandar, donde un grupo de expertos de la administración estudiarán los costes de una muestra de empresas, imagino una carta dirigida a una empresa X del tipo:

Al objeto de cuantificar los costes aparejados a la nueva norma sobre ----, su empresa ha sido seleccionada para colaborar en el cálculo del estandar de los mismos, según lo establecido en el Plan tal, el real Decreto cual, etc. Le recordamos la obligatoriedad de colaborar con la Administración del Estado en su deseo de simplificarle la vida, informándole que en caso de no hacerlo será sancionado con pena de muerte, cárcel, retirada de puntos y otras sanciones económicas administrativas. Igualmente le comunicamos que estará sujeto, por período de cinco años, a las inspecciones de hasta siete organismos, por lo que deberá tener la documentación disponible y llevar una contabilidad separada, debidamente auditada. En plazo de cinco días hábiles contados a partir del día siguiente a la recepción de este escrito, deberá aportar ante la Oficina X:

- Desglose detallado de los costes laborales de todo el personal de la empresa.
- Cuantificación de las horas empleadas por los empleados del departamento x en la cumplimentación de la documentación. Este documento deberá ser comunicado a la representación legal de los trabajadores y será cumplimentado en el modelo C122, con declaración jurada de la imputación y de que no se imputan dichas horas a otros fines.
- Desglose de facturas de transporte, telecomunicaciones, imprenta, etc., preciso para llevar a cabo el procedimiento. Las facturas se presentarán originales para su compulsa y se elaborará un fichero en formato wfm (específico para esto, bájese el software en www.admon.com) y remítalo con su firma electrónica. Si no la tiene, solicitela en la Fábrica de Moneda y Timbre, formulario 455 y pago de tasas.
- Vida laboral de los trabajadores imputados para comprobar su alta en la seguridad social y su antigüedad, así como si la base de cotización corresponde a la imputación.
- Certificados de estar al corriente de todo lo habido y por haber, incluida la comunidad de propietarios.
- Detalle de gastos generales, aportando facturas debidamente compulsadas, que se deberán imputar en un máximo del 0,001% pero cuyo envío es imprescindible.
- Certificado de habitabilidad del edificio desde el que realizan las actividades administrativas.
- Plan de prevención de riesgos laborales y plan de igualdad, por si acaso luego hacen falta.
- Certificado de nacimiento del dueño de la empresa.
- Fotocopia del CIF y de la inscripción en el registro mercantil. En caso de autónomo, NIF y certificado de penales.
- En el supuesto de tener subcontratada la gestión administrativa con una gestoría, dé la vuelta a la hoja y le señalamos todo lo que, además, debe presentar.

Le recordamos que todo esto se lo pedimos por su bien y para que no tenga que gastar tiempo en burocracia, mejorando así su productividad.

amalgamadeletras dijo...

¿Cuántos planes de optimización administrativa ha habido en los últimos 25 años, provengan del gobierno que sea? Probablemente necesitaríamos los dedos de los pies para contarlos. No es extraño que medidas de este tipo no terminen sino aumentando el escépticismo del ciudadano con su administración. Y es una pena, porque hay un buen puñado de 'bloggers' hablando de la administración 2.0 y parece que lo único que van a conseguir es un sitio en el BOE sin más resultados.
¡Qué bien funciona los departamentos de marketing y comunicación en nuestros gobiernos!

Nos leemos.