martes, 27 de mayo de 2008

Chiki-chiki, marketing viral y "speed marketing"

Pasado de golpe el boom de no mucho más de tres meses de duración del chiquilicuatre y su canción de Eurovisión, unas someras reflexiones sobre el fenómeno desde el punto de vista que nos interesa, el punto de vista empresarial:

- En primer lugar, e independientemente de los gustos, es un claro éxito de marketing viral. El buzz marketing muchas veces no funciona pero en ocasiones como éstas sí, donde se unen una cuestión aparentemente divertida o llamativa, un medio de comunicación muy potente como es la televisión y el fenómeno de las comunidades en Internet concretadas en Myspace. Mejor que yo explica este fenómeno Benito Castro.

- Lo que destacaría personalmente es que pienso que es un caso paradigmático de marketing a toda velocidad (que por darle un tono más marketiniano he decidido llamarle "speed marketing" ;), el cual merecería la pena ser estudiado con detalle, una vez conocidos los resultados económicos del fenómeno.

Es decir, partimos de un proyecto que no se sabe si quiera si va a funcionar, con un porcentaje relativamente elevado de que no sea así. A partir de ser elegida como canción candidata (seguramente con total sorpresa para sus promotores de El Terrat) se debe poner en marcha toda una batería de acciones de marketing convencional, especialmente en TV e Internet, y de marketing no convencional, tratando de obtener la máxima rentabilidad a toda clase de productos fabricables en un período excepcionalmente corto de tiempo.
Cada día que pasa es un día perdido. Especialmente porque lo que tú no hagas ya se encargará otro de hacerlo (fabricante de guitarras de juguete, de camisetas, de pegatinas, especialista en politonos, etc) y estaría bueno que generases el producto y las rentabilidades se las llevaran otros (cosa que ocurre muchas más veces de las que pensamos).

En fin, a ver si alguien tiene ganas y elabora un inventario de acciones de comunicación y promoción realizadas y resultados conseguidos; estará curioso de ver.

Algunas reflexiones especialmente interesantes y explicaciones sobre el fenomeno chiki y el marketing en:

- Blog de marketing del IE: la fugacidad de las marcas, muy interesante la idea de marcas de cortísima duración y reinvención constante. Esto necesitará unos procesos muy bien diseñados y una alta capacidad para generar innovación.
- Javier Mas: estrategia o falta de ella
- El blog de marketing: velocidad, o te mueves o caducas
- Voces de marketing: errores de posicionamiento y canal. Me encanta esta última; explica estupendamente el porqué del descontento general de los amantes del concurso, supuesto público objetivo.

Donde he visto mucho marketing también, demasiado, ha sido estos días en una visita a Eurodisney, donde la figura de Mickey Mouse está tan archiexplotada (hasta en las pizzas) que si no llega a ser por el cariño infantil que le tengo y porque sólo estuve tres días, si me la llego a encontrar en algún sitio más le termino cogiendo manía. Están al límite de que la idea de sacarle provecho a las emociones y los sueños de los clientes se convierta en un arma arrojadiza en su contra. Al menos a mí me pasó. A pesar de todo, no he podido evitar ser el orgulloso poseedor de una preciosa camiseta con su imagen original de 1929, comprada allí. Uno también tiene su corazoncito.

No hay comentarios: