martes, 29 de abril de 2008

Algunas implicaciones de la cadena de valor invertida

Me pareció sugerente para iniciar una conversación la idea de la cadena de valor invertida que apuntaba de forma muy rápida Enrique Dans el otro día en su blog.

La idea que plantea sería dar la vuelta a la cadena de valor de forma que se perciba más claramente que la misma no se construye a partir de lo que la empresa hace (versión pre-marketing), ni siquiera desde lo que la empresa sabe hacer (versión más actual), sino construir toda la dinámica de producción de la empresa directamente a partir de lo que el cliente necesita.

Nadie duda hoy de que las empresas están para satisfacer necesidades y no para fabricar tal o cual cosa. No obstante, como concepto, encuentro la propuesta de una cadena de valor invertida enormemente difícil para empresas ya constituidas. Esta idea sería factible sólo para empresas extremadamente flexibles (y seguramente ni aún así), generalmente ligadas al negocio por Internet; también sería buena reflexión para empresas que han quedado prácticamente fuera de mercado y que necesiten casi una refundación.

Quitando los supuestos en los que merece la pena la creación de una nueva línea de negocio, de externalizar o también de adquirir a aquella empresa que lo sabe hacer, entiendo que debe existir una relación y una capacidad de adecuación entre la necesidad detectada y la estructura de recursos y capacidades de la empresa, una ligazón entre lo que la empresa sabe hacer, aquello en lo que realmente es buena y aporta valor, y el producto o servicio demandado por el cliente.

Habida cuenta de la dificultad para modificar con agilidad las capacidades de la empresa, si no existe esta relación, siempre podrían aparecer (y de hecho, aparecerán) competidores con mayor ventaja competitiva por disponer de una mayor adecuación entre la estructura de su empresa y la fórmula para satisfacer esa nueva necesidad.

La idea de una cadena de valor invertida me parece sugerente como puesta en valor de la idea de que se debe estar permanentemente previendo las necesidades del consumidor, y creo que podría dar pie a comentar muchas cuestiones sobre cómo plantear la estrategia, en base a qué diseñar un plan de marketing, cómo adaptar la empresa a las nuevas realidades, cómo anticiparse, etc., pero, para la gran mayoría de las ocasiones, me parece maximalista y voluntarista en exceso decir que ello puede hacerse rediseñando enteramente la empresa y construyendo a la inversa su cadena de valor.

4 comentarios:

eKaizen dijo...

¿No vendría a ser esto que describes, como un proceso continuo de reingeniería?. En el que la empresa evolucionase hacia adelante pero tomando como base sus actuales productos o servicios y sobre todo las necesidades e incluso las tendencias del mercado. Estas nuevas necesidades harían evolucionar los productos y procesos productivos. Y así en contínuos ciclos PDCA.
Pero ¿no es esto lo que las empresas que están en la cumbre y pretenden continuar ahí, deberían hacer?.
Un saludo

Félix dijo...

Ekaizen, claro que sí. Lo que yo quiero decir es que construir la empresa al revés tiene sentido al empezar o para modificaciones parciales, pero no veo nada fácil readaptar totalmente una empresa ante una nueva necesidad detectada. Es decir, puedes ajustarte siempre que sea algo con una cierta relación con aquello que sabes hacer y en lo que tienes ventaja sobre otros. Si no es así, tiene más sentido empezar un nuevo proyecto empresarial o comprar a aquel que tiene los recursos y capacidades necesarios y que complementan los tuyos.

Un ejemplo de esto es el hecho de que nuevas empresas con claros proyectos de innovación de fuerte pegada salgan de personas que pertenecieron a empresas que en su día fueron fuertemente innovadoras. Es decir, la empresa principal, o crea una nueva empresa para reinventarse a sí misma o son los propios ingenieros y directivos los que ven clara la oportunidad de dar respuesta a una nueva demanda del mercado.

Mi discusión no es de fondo sobre la conveniencia de adaptarse al mercado sino de metodología; de todas formas mi idea es un tema que requiere bastante explicación y seguro que no he estado muy fino al exponerlo.

Camilo dijo...

No leo mucho marketing; pero lo que vos decís Felix me hace acordar el título de un libro: "Marketing de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba"
Se me ocurre que no se puede prescindir de ninguna de las puntas y a cualquier escala.
Además de cómo enfrentar la coyuntura; desde qué lado enfrentarla como "motor" productivo

brenner dijo...

Entonces: cual seria la definicion de : Invertir la cadena de valor??, gracias les escribo desde PERU, para un trabajo de postgrado. mi E_mail es : brenner_rf@hotmail.com, agradecere me puedan ayudar con esto.
Gracias.