lunes, 30 de abril de 2007

¿Cómo va a seguir creciendo España?

Durante estos días varias personas me han comentado sobre el nivel de estrés que se ha percibido en los posts de este blog. Se ha notado en el descenso del número de anotaciones que he podido hacer. Ante situaciones de exceso de actividad como los que generalmente soportamos, he tratado de hacer unas reflexiones sobre fórmulas para poder ser más productivos. No he sido el único que estos días ha hablado en los blogs sobre multitarea, horas de trabajo y sobre todo, de productividad.

La productividad es un concepto que últimamente está ganando portadas, como también desde hace varios años lo viene haciendo la competitividad, y ello es porque en España son cuestiones preocupantes (aunque parece ser que la productividad empieza poco a poco a mejorar). La razón: el crecimiento del PIB se sustenta en un 80% en el incremento de la población ocupada.

Lo más interesante, en mi opinión, de lo que dijo la semana pasada el Ministro de Economía en la charla que nos impartió, se refiere a este último asunto. Citando al último Premio Nobel de Economía, Edmund Phelps, se refirió a la productividad española señalando que en España ocurrirá lo mismo que en Estados Unidos, donde pasaremos de un crecimiento del PIB basado en el incremento del empleo a una estabilización de los altos niveles de inversión actuales, que provocarán un incremento de la productividad a corto y medio plazo.

No obstante, pienso que habrá que ver las repercusiones sobre el empleo de un cambio en el modelo de crecimiento, si éste se produce.

Sobre el capítulo de la inversión, actualmente situada en torno a un 30% del PIB, cifra muy alta a todas luces, la última noticia es que durante 2.007 crecerá un 5,2%, muy por encima de la media de la UE, lo cual es muy destacable especialmente si, como veo en las estadísticas oficiales, son los bienes de equipo los que toman el relevo a la inversión en la construcción y en otros sectores.

Se entremezclan en esto de la productividad varios debates que están vivos actualmente y desde varios frentes, tales como la inversión en I+D+i, el mayor y mejor uso de las tecnologías, la formación, las infraestructuras, las políticas de recursos humanos, con la jornada laboral y sobre todo la conciliación en el punto de mira, entre otras muchas cuestiones que hemos leído y escuchado.

Ahora que, según todo apunta, empieza a notarse el parón del ladrillo como motor de crecimiento, esperemos que este cambio "a la americana" nos mantenga en la senda del crecimiento. Por ahora las previsiones no son malas.

Medalla de Oro del Salón de las Invenciones de Ginebra para una empresa toledana

Hasta hace unos días desconocía la existencia de la empresa Maat Gknowledge, constituida por la Caja Rural de Toledo. Me sorprendió el tamaño y la calidad de los proyectos en los que anda metida, todos relacionados con la innovación y las TICs, así como su clara vocación internacional. Hoy leo la noticia de que han obtenido recientemente este premio por HealthGrid, un software de gestión de información sanitaria (leer).

Me parece muy positiva la iniciativa de esta empresa. Enhorabuena.

Participa en una jornada sobre la RSE

Si eres empresario o directivo, me permito recomendarte la participación en la Jornada que, bajo el título "Empresas socialmente responsables ¿valor económico o social?. Comunicar y gestionar los valores intangibles", tendrá lugar en Toledo el próximo jueves día 3 a las 11,00 horas. La organiza el foro GlobalEncuentros y en ella colabora CECAM.

Participarán Ramón Jáuregui, portavoz de la Subcomisión Parlamentaria de RSE, Santiago Cervera, vicepresidente de Forética y Javier Garilleti, coordinador de la Comisión de RSC del Instituto de Análisis de Intangibles. En la inauguración estarán el vicepresidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata y la vicepresidenta del Grupo Rayet, Araceli Muñoz.

Independientemente del ángulo desde el que nos aproximemos a esta cuestión de la responsabilidad social de las empresas y de la visión que cada uno podamos tener de la misma, lo cierto es que se trata de una materia de la que cada vez se habla más en el mundo empresarial y que, lejos de ser una moda, va a tener un recorrido muy largo. Por ello estimo muy interesante tener una información de gran nivel, que estará además muy dirigida hacia el enfoque que pueden tener las empresas sobre esta materia.

Si deseas una invitación, pídemela por correo electrónico.

lunes, 23 de abril de 2007

Enredo sobre enredo

Mi intención es escribir cada dos o tres días en el blog. No obstante, he tenido una semana bastante ajetreada, el fin de semana tampoco ha sido mejor y la nueva semana también promete.

La hemos empezado con fuerza organizando un Foro sobre Economía, con la participación del Vicepresidente del Gobierno y Ministro de Economía, Pedro Solbes, que se ha llevado a cabo con motivo del 25º Aniversario de CECAM, la organización en la que trabajo.

El único rato de ocio lo tuve al asistir el viernes a la cena de hermandad de la Caja Rural de Toledo, un acto que congrega a casi dos mil personas, donde tuve ocasión de reencontrarme con buenos amigos

Compatibilizar el trabajo y el MBA en ocasiones es complicado. Algún día escribiré sobre esta experiencia, por si alguna persona piensa en emprender próximamente esta misma aventura.

martes, 17 de abril de 2007

Algunos consejos de slow down

Desde luego no soy un buen ejemplo y no puedo dar lecciones del slow movement, ahora tan de moda. Me gustan las curiosidades e ir un poco contracorriente, hasta de mí mismo. Por eso ahora, cuando por circunstancias del trabajo tengo que ir a toda mecha, hago un alto en el camino y escribo algunos secretos “lentos” para principiantes, extractados de la web slow down, en la esperanza de que, ya que no me sirven a mi, sirvan a alguien:

1. Toma una taza de té, pon los pies en alto y mira por la ventana (no intentes esto mientras conduces).
2. Pasa algún tiempo tranquilo en la bañera.
3. Escribe estas palabras y colócalas donde pueda verlas: “La multitarea es una debilidad moral”
4. Intenta hacer sólo una cosa cada vez.
5. No te fuerces a responder una pregunta enseguida. Toma tu tiempo
6. Intenta el ejercicio “un minuto despacio” (*)
7. Bosteza a menudo. Los estudios médicos han demostrado infinidad de cosas, y probablemente podrían demostrar que bostezar es bueno para ti.
8. Toma un poco más de té. El té es la bebida de la calma.
9. Échate una siesta y pasa al menos una hora adicional en la cama.

(*) Ejercicio: reduce la velocidad durante un minuto. Si estás caminando, retarda el paso. Si estás conduciendo, levanta el pie del pedal. Habla más despacio. ¿Notas algo diferente?

Ya comentaba días atrás sobre la baja productividad de la multitarea y la atención parcial continua. Una conversación de hoy me ha servido para recordar este asunto. Alguien me dijo que la tarea principal de los directivos no es ejecutar, sino pensar, y que mal de aquel directivo que no tiene tiempo para fumarse un puro con los pies encima de la mesa (ahora no se puede fumar en el trabajo, pero lo de los pies, por lo que veo, esta muy recomendado).

No se puede tener una mínima visión estratégica, iniciativas nuevas, ni ser innovador cuando se dedica la atención a mil cosas a la vez. O cuando tienes que estar escribiendo en el Twitter (ultima controvertida novedad geek) cada movimiento que haces, digo yo.

lunes, 16 de abril de 2007

La actividad emprendedora en España es de las más altas de Europa

En concreto, 7,27% de la población entre 18 y 64 años están involucrados en un proyecto empresarial incipiente (hasta 3,5 años de vida de la actividad), y un 5,45% adicional son iniciativas que superan esa vida y que se consideran consolidadas. Todo ello, según datos del reconocido informe GEM 2006, recién salido del horno (aún no aparece publicado en Internet).

Por lo que a Castilla-La Mancha se refiere, los datos son también muy buenos, ya que supera la media nacional y es la sexta región en cuanto a su índice de capacidad emprendedora, por detrás de Madrid, Aragón, Cataluña, Extremadura y Canarias.

Las iniciativas empresariales puestas en marcha en Castilla-La Mancha tienen además un potencial de creación de empleo superior a la media española, e igualmente un mayor grado de innovación en el producto o servicio desarrollado.

Me cupo el honor de aportar mi pequeñísimo granito de arena a este estudio, a petición del profesor Miguel Ángel Galindo, Catedrático de Política Económica en la Universidad de Castilla-La Mancha, a quien debo felicitar por la iniciativa de que, por primera vez, esta Comunidad participe en dicho Informe.

El nuevo emprendedor español tiene entre 25 y 34 años y estudios superiores. Las mujeres son el 39% del total, incrementándose su participación por cuarto año consecutivo. La ratio mujer/hombre en España es la más alta de la Unión Europea.

Qué buenas noticias ¿no?

viernes, 13 de abril de 2007

Cómo motivar laboralmente a la nueva generación Y

Viniendo esta noche en el coche desde Albacete he escuchado la curiosa noticia de que el 70% de los jóvenes españoles menores de 25 años se informan exclusivamente a través de Internet (leer aquí). Yo, que estoy en los treinta y muchos, y que por lo tanto no pertenezco a esta que algunos denominan la “generación Y” (nacidos entre 1982 y 1993), me he sentido un poco más joven, al menos intelectualmente, porque si bien Internet no es mi fuente exclusiva de información, sí es para mí una fuente muy habitual. No obstante me gusta escuchar también la radio y especialmente leer la prensa, principalmente la económica.

En el blog sobre recursos humanos (muy recomendable) del Instituto de Empresa, analizan en términos generales cómo es esta generación y qué cambios se deben dar en las organizaciones empresariales para motivarlos, ya que sus valores y aspiraciones son diferentes, fruto de la educación recibida. El estudio se puede descargar aquí.

Va a suponer un reto gestionar a personas que no se manifiestan fieles a las organizaciones y que tienen unas expectativas laborales muy altas, si bien demandan también más tiempo para el ocio. Probablemente hará aún más difícil la manida frase de “retener el talento”, es decir, de evitar la rotación.

En la entrada del blog citado, el autor comenta posibles claves ante esta nueva realidad: personalizar las condiciones de trabajo, retribuir por objetivos y, en último término, asumir la situación y desdramatizar la rotación, y hasta gestionarla en beneficio de la empresa. En poco tiempo veremos si realmente son las cosas como nos las vaticinan y, de ser así, estoy seguro que darán mucho de qué hablar, a favor y en contra.

En mi opinión, además de lo anterior, va a representar una dificultad añadida gestionar organizaciones en las que conviven hasta cuatro generaciones distintas, al parecer bastante diferentes en cuanto a sus expectativas, valores y necesidades. La flexibilidad para el trabajador, también llamada conciliación, probablemente será la clave en el futuro. Y para la empresa es posible ser flexible y a la vez ser más productivo. Es cuestión de gestionar con inteligencia y habilidad.

martes, 10 de abril de 2007

Tecnologías que nos pueden ayudar a ser "menos" productivos

Me resulta imposible poder llevar una reunión en la que varias personas tienen abiertos sus teléfonos móviles, recibiendo llamadas o e-mail. Pierden la concentración ellos, la persona que habla en esos momentos y el resto de asistentes. A veces incluso piden que repitas lo que no han podido escuchar. Hasta en reuniones con comerciales, éstos interrumpen su presentación para atender una llamada “urgente”. Quizás puede que hayan resuelto algo, pero esta venta ya la tienen más difícil.

Los psicólogos han puesto a esto un nombre y le llaman “atención parcial continua”, es decir, la realización a la vez de varias tareas que requieren concentración, utilizando diversas tecnologías (atender el teléfono, navegar por Internet, recibir mensajería instantánea o correos electrónicos...)

Por motivo de un documento que estoy preparando, estoy interesado en la mejora de la productividad, y es sabido que uno de los tres ejes de la misma es el capital tecnológico. Por eso es llamativo que, en circunstancias como ésta, resulte que la tecnología puede ayudarnos a que seamos más improductivos.

Casualmente encuentro que hay estudios que nos muestran que el ser humano no está preparado para saltar rápidamente de una a otra tarea, mucho más especialmente en supuestos de labores de cierta complejidad que requieren mayor grado de concentración.

Aunque seguramente no nos hacían falta estudios para concluir esto, el resultado es que la multitarea y la atención parcial a la que nos hemos ido todos acostumbrando, resta claramente productividad, aunque sea una “capacidad” valorada a la hora de seleccionar a los ejecutivos. Quizás parte del problema sea precisamente éste, la buena valoración por parte de las empresas de la multitarea frenética, cuando sin embargo genera más errores y convierte en ineficientes a los profesionales. Otra parte del problema puede ser también nuestra dependencia de la información.

Es claro que no es un problema de la tecnología sino del uso que hacemos de ella. En relación con las nuevas tecnologías, y hasta tanto se investigan herramientas para simplificar o mejorar la gestión de la información que llega desde varias fuentes, los profesionales recomiendan desconectar la mensajería instantánea, revisar el correo electrónico en determinados momentos del día, a lo que yo añadiría desconectar el teléfono móvil si estás localizable en tu despacho o si realizas una tarea que precisa concentración, como redactar un documento o sencillamente participar en una reunión.