miércoles, 28 de febrero de 2007

Gracias, Ana Patricia

Cierto es que las Pymes son el segmento inequívoco de Banesto, y que hacia ellas dirige habitualmente su mensaje. Leo que en esta ocasión, la Presidenta de la entidad, Ana Patricia Botín, desde el atril de la Junta General de Accionistas del Banco, ha hablado mirando hacia la Administración Pública y ha reclamado medidas concretas a favor de la creación y el apoyo a las pequeñas y medianas empresas.

Son innumerables las llamadas de atención en igual sentido que realizan (realizamos) muchas personas. En esta ocasión es de agradecer que un perfil que tiene una capacidad de transmisión a la sociedad como es su caso (aparece en esos rankings que hay por el mundo entre las 25 empresarias más importantes del mundo, y una de las mujeres más influyentes de España), dedique su tiempo a hacer patente este mensaje en lugar de otro cualquiera.

Tuve ocasión de hablar con ella hace ya tiempo, coincidiendo con un Convenio que CECAM y Banesto firmaron. Mientras esperábamos a la firma, estuvimos en mi despacho, no diré que tomando un café (sólo bebió agua); yo sí lo tomé, y los dos o tres ejecutivos que la acompañaban no tomaron nada. Me causó buena impresión.

Más información en Cinco Días

martes, 27 de febrero de 2007

Por lo menos, diseño de imagen

Enhorabuena a la Fundación Centro de Diseño de Castilla-La Mancha por la segunda edición de sus Premios, que se han entregado hoy en Toledo, y enhorabuena a los premiados, el diseñador conquense Roberto Turégano y la empresa también conquense Solán de Cabras, con su famosa botella azul. Solán de Cabras ha sabido, con inteligencia, hacer de un commodity como es el agua, un bien diferenciable y aportarle valor añadido. Un buen ejemplo a seguir. Precisamente esta empresa recibió también el Premio de CECAM en su última edición en Septiembre de 2006.

Aunque todavía no se cuantifiquen en los balances, los intangibles representan el principal activo de las empresas. Sin embargo, según un estudio del Instituto de Análisis de Intangibles, todavía el 70% de las empresas no los consideran como una fuente de valor y el 55% desconocen su alcance y lo que representan en su propia empresa. Sólo las empresas más grandes dedican atención a esta cuestión.

Quizás uno de los problemas sea la propia indefinición del concepto: puede incluir aspectos cuantificables como el fondo de comercio, patentes..., y otros más imprecisos como el valor de la marca, la responsabilidad social corporativa, la gestión del capital humano o los propios valores de la compañía. Su difícil medición es un problema, y especialmente lo es la concreción del beneficio financiero que aportan. No pretendo desarrollar esta cuestión, que daría para mucho; profesionales hay que lo están analizando de forma muy concienzuda. Lo que está claro es que, sean cuales sean sus componentes, la Marca es el escaparate de todo esto. Viene a representar en una imagen lo que somos, lo que nuestros stakeholders (clientes, proveedores, personal, inversores y la sociedad en su conjunto) perciben de la empresa. Como dicen los marketinianos, producto es lo que vendo, marca es lo que lo que compran.

Aunque quizás sea empezar la casa por el tejado, casi todas las empresas son conscientes de que una buena imagen comunica mejor de la compañía. Si no es posible más, por lo menos diseño de imagen...

miércoles, 21 de febrero de 2007

Crowdsourcing: formas innovadoras de hacer innovación

No soy yo muy dado a los “palabros” y menos si son tan largos, pero no sé si hay palabra en castellano que lo defina.

Algunas empresas innovadoras no sólo innovan en sus productos o servicios sino que también lo hacen en la manera en que llevan a cabo el proceso de I+D. De forma muy simplista, lo que se trata es de aprovechar las enormes capacidades de las comunidades creativas en Internet para, a cambio de una contraprestación, aprovechar el conocimiento que se genere en beneficio comercial de la empresa.

La empresa propone el problema que quiere resolver a la comunidad de internautas y algunos de éstos analizan y plantean sus soluciones. Como es lógico, tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Empresas como Dupont, Lego o Boeing hacen uso de este sistema. A pesar de los nada menos que 9.000 investigadores que tiene Procter&Gamble, acude a esta herramienta para tratar de resolver determinados problemas. En este caso, su lugar de encuentro con los investigadores se llama Innocentive.

Existen otros ejemplos como Cambrian House (en la foto de arriba), que lleva a cabo software en base a ideas de internautas que se beneficiarán económicamente de la venta del producto desarrollado. Algo parecido hace Zazzle en este caso con diseño de camisetas y otro tipo de productos.

Este asunto se puede ver desde muchos puntos de vista. Uno de ellos son los costes de la empresa; algunos lo critican ya como una forma de outsourcing que sólo persigue reducir costes de la innovación o de la generación de contenido. En definitiva, básicamente mano de obra directa. Otros llaman la atención sobre el hecho de que también los costes se incrementan por la necesidad de filtrar las opciones disponibles.

Otro punto de vista son las nuevas formas organización del trabajo (Internet y teletrabajo), y aquí se plantea un punto de partida muy sugerente. Me llama poderosamente la atención la cuestión de cómo se ganarán la vida en el futuro muchas personas freelance. Creo que en éste y en otros campos, Internet puede ofrecer muchas oportunidades para las personas creativas.

lunes, 19 de febrero de 2007

Futuro epicentro de la tecnología: Shanghai Silicon Valley

Es imposible mantener una conversación sobre costes de producción en la que China no se cite antes o después. Identificamos China con bajos costes de mano de obra directa, con réplicas baratas y con productos de no muy alta calidad y de escasa tecnología propia. Sin embargo, los esfuerzos de China por potenciar la industria de la tecnología en su país son más que patentes.

Un ejemplo muy claro me lo brindaba el otro día mi amigo Javier, quien me facilitó una formidable presentación del Zhangjiang Hi-Tech Park, el próximo Silicon Valley ubicado junto a Shanghai. Su vocación es convertirse en el primer parque de alta tecnología del mundo en 2.010.

Los datos ponen de manifiesto la magnitud de la iniciativa: 25 kilómetros cuadrados, 3.975 compañías establecidas, 12,98 billones de dólares de inversión captada, de los que 7,96 billones es inversión extranjera, 623 patentes propias desarrolladas, más de 50 centros de I+D propiedad de las mayores empresas del mundo.

Los sectores objetivo del parque son los de la biotecnología, farmacéutico, circuitos integrados y software, entre otros, así como múltiples empresas accesorias.

Alrededor de las empresa se ubican decenas de centros educativos e institutos de investigación públicos, así como una incubadora que ha generado ya 400 start-ups, 249 de ellos de high-tech.

En este impresionante parque tecnológico se ubican, además de las principales multinacionales extranjeras, las sedes de varias de las empresas chinas que están llamadas a competir en el mercado mundial en sus respectivos sectores. En la imagen se muestran algunas de ellas.

China quiere ir más allá de los bajos costes de producción. Pregúntale a Japón qué le pasó en ese sentido con Corea, y a Corea qué le pasa con China. Mientras tanto en Europa y sobre todo en España seguimos hablando y hablando de lo importante que es la innovación. Otro día hablaremos de innovación.

Para más información www.zjpark.com

jueves, 15 de febrero de 2007

Empezar bien...

Para una persona no muy organizada, como es mi caso, supone un reto tratar de estructurar y clasificar algunas ideas, sucedidos, impresiones.

Por el momento, trataré temas relacionados con el presente y futuro de la empresa, pero también comentaré otros temas que crea que merecen la pena compartir.

El objetivo de este blog es ese. Según vaya creciendo, pues ya veremos: si sale con barba, San Antón y si no...

Te doy la bienvenida y te agradezco que tengas las ganas y paciencia de leerme, y mucho si aportas tu opinión, buena o mala, porque para aprender siempre es bueno recibir feedback; aunque, como diría mi profesor de comportamiento organizacional en el Instituto de Empresa, es de esperar que no te den "por feedback".