viernes, 10 de agosto de 2007

Ejemplo de trabajo en equipo: Noel Odell

El alpinista Noel Odell es mundialmente conocido por ser la última persona que vio con vida a Mallory e Irvine en su intento por alcanzar la cumbre del Everest en 1924, 29 años antes de la llegada de Hillary y Tensing.

Para quien no la conozca, la historia de Mallory e Irvine es un mito del alpinismo pues se especula con la idea de si pudieron alcanzar la cumbre y fallecer en el descenso, dado que Odell aseguró haberlos visto ascendiendo el espolón conocido como el "segundo escalón", la última dificultad de importancia a 300 metros de la cima.

Para mi, lo que convirtió a Odell en un héroe fue la actitud y la enorme calidad humana que demostró en esa famosa Tercera Expedición al Everest.

Todos pensaban que Mallory, veterano de las anteriores expediciones al Everest, elegiría a Odell para acompañarle en el definitivo intento de hacer cumbre; sin embargo eligió a Sandy Irvine. Noel Odell trabajó dura e incansablemente durante varios días, en penosas condiciones al límite de la resistencia humana y en solitario la mayoría de las ocasiones, con el único propósito de servir de apoyo a quienes podrían lograr el éxito de alcanzar la cumbre.

Permaneció a gran altitud durante 15 días sin casi ayuda de oxígeno. Tras la salida de Mallory e Irvine, por tercera vez en pocos días siguió el rastro de la cordada que ascendía hacia la cumbre y llegó al campo 5, con el propósito de servir de apoyo a quienes subían por delante de él, especialmente para la eventualidad de un descenso en malas condiciones. Solo y sin oxígeno continuó ascendiendo y fue entonces cuando, en un hueco entre la bruma, divisó a los dos alpinistas próximos a la cumbre; alcanzó el campo 6, último antes de la cima, donde dejó provisiones para ambos, tras lo que descendió al campo 4, ya que la tienda del campo 6 sólo tenía espacio para dos.

Pasado un día, ante la sospecha de que hubiera habido dificultades y pensando que Mallory e Irvine podían encontrarse en el campo 6 en malas condiciones tras haber descendido de la cumbre, ascendió una vez más y en solitario. Alcanzó el campo 6 y lo encontró como él lo había dejado; a pesar del esfuerzo soportado y de la imposibilidad de encontrarlos con vida, todavía continuó ascendiendo entre una fuerte ventisca durante dos horas más hasta los 8.500 metros hasta que, exhausto, hubo de resignarse a la idea de la pérdida de sus compañeros.

Noel Odell dio un ejemplo de compañerismo y de saber entender el verdadero trabajo en equipo.

Noel Ewart Odell, británico, fue en 1936, junto con William Tilman, el primero en ascender el Nanda Devi (7343 metros). Fue profesor de geología en diversas universidades, entre ellas las de Harvard y Cambridge. Falleció en 1987 a los 97 años de edad.

Si alguien me pregunta a qué personaje histórico admiro no sé bien qué contestar. Antes que a los que aparecen en los libros, prefiero a aquellos sobre los que poco o nada se ha escrito (en Wikipedia en español no hay un artículo sobre Odell; sí sobre Mallory y sobre Irvine), cuya colaboración ha sido imprescindible para el logro de un hito importante y que, al esfuerzo de los anteriores, suman su actitud desinteresada de colaborar en el logro de un objetivo.

Actualización 24-Septiembre. Odell tiene ya página en wikipedia en español. La he traducido de la página en inglés.

3 comentarios:

Alvaro Navarro dijo...

Hola Félix, gracias por darme a conocer a Odell, del que nunca había oido hablar. Entiendo y comparto que te atraigan grandes hombres casi desconocidos como él. Hay un hombre que yo admiro mucho, y que sí es muy conocido, es Shackelton. Su inteligencia y sus dotes de liderazgo salvaron de una muerte segura en el hielo a sus hombres. Este Odell me recuerda a él.

Félix Peinado Castillo dijo...

No conocía más que superficialmente la historia de la expedición Endurance. Shackelton demostró un arrojo impresionante y una enorme capacidad de liderazgo en condiciones extremas.
Al monte Everest le llamaron antes de su conquista "el tercer polo", ya que representaba un reto semejante a la conquista de éstos.
Hoy casi todos coinciden en que Mallory e Irvine no pudieron alcanzar la cumbre del Everest antes de morir, pues el reto que suponía el "segundo escalón" a esa enorme altitud y con los medios de la época se considera prácticamente insalvable. El propio Odell, cuando lo conoció, dudó de si realmente los vió por encima del segundo escalón. En todo caso, son una leyenda del alpinismo. El cuerpo de Mallory fue hallado hace unos años, y antes lo fue la piqueta de Irvine. Hay libros sobre esto.

intoku dijo...

Gracias por el post, Félix.

En mi blog he puesto hasta 3 posts de trabajo en equipo, pero este caso, sinceramente, lo desconocía...

Saludos y nos "vemos" por aquí.

Intoku.