jueves, 5 de julio de 2007

Más sobre la larga cola del conocimiento

Diez días después de que yo, en plan jocoso, "inventase" como concepto la "long tail del conocimiento", Alorza, un blogger mucho más potente que yo, ha inventado la "larga cola del talento" que, traducido, viene a ser lo mismo. Bien es verdad que él desarrolla adecuadamente el concepto en su comentario, mientras que yo sólo lo apunté, lo que hizo mi comentario ciertamente críptico y no suscitó opinión alguna. Alorza también aporta sugerencias para conectar a las personas que se sitúan en el extremo de la larga cola.

Personalmente, me sigo quedando con mi definición; creo que conocimiento en el eje de abcisas describe mejor que talento la realidad que se pretende describir. El talento no deja de ser un potencial de la persona, mientras que el conocimiento describe una realidad más o menos medible. Aunque finalmente la mejor definición sería la larga cola de la especialización humana.

Es cierto que cuando sobre la mente de varias personas planean los mismos o parecidos conocimientos, es relativamente probable que puedan llegarse a planteamientos parecidos. Hay gloriosos ejemplos en la ciencia; famosos físicos, astrónomos... que compiten toda su vida por quién formuló tal teoría cuando realmente ambos llegaron prácticamente a la vez, quizás por caminos distintos, todo ello motivado por un favorable caldo de cultivo para los avances científicos. Por supuesto, no pretendo comparar el debate científico con el concepto que motiva este comentario.

Otro ejemplo aplicado a esto mismo es que, buscando en Google, veo que Carlos, en eldiabloenlosdetalles, ya describía el concepto de larga cola del conocimiento en su blog hace un año. Y yo sin saberlo.
En resumen: somos poco originales.

Pero a pesar de ello, el coincidir nos ayuda. Desde siempre lo ideal ha sido pertenecer a una red donde personas parecidas con inquietudes parecidas, reflexionan sobre cosas parecidas. Esto favorece que todos avancen más rápido. Yo me he incorporado hoy a Infonomía, una red de personas interesadas en compartir ideas sobre innovación en las empresas. ¿Había dicho ya que me interesa la innovación? ¿Por qué no hacer una red en Castilla-La Mancha?

8 comentarios:

Alorza dijo...

No había leído tu post, Félix. Estoy de acuerdo con lo que dices, especialmente con aquello de que no somos originales: en la blogosfera reinventamos los mismos temas una y mil veces.

Como sabes, el bautizo del término "larga cola del talento" no es mío y probablemente tu expresión es más correcta. Eso sí, concederás que la mía es más sexy.

Mucho ánimo con la innovación en Castilla-La Mancha. Mi madre es del Señoría de Molina,por lo que conozco bien las dificultades a las que os enfrentáis. Un apunte: a ver cómo rompéis la cultura pasiva de la subvención para pasar al emprendizaje activo.

Alvaro dijo...

Hola Félix, se me ocurre que la Larga Cola del Conocimiento/ Talento puede ser a la vez muy positiva para la sociedad y muy negativa para el individuo. Una sociedad con individuos muy expertos y especializadosos puede ser más rica y diversa. Un individuo muy experto y especializado, puede ser muy pobre. Ejemplo ab adsurdum: un físico descubre el secreto del universo matemáticamente pero no sabe leer. La humanidad le está agradecida, pero él es un pobre ignorante. Es una exageración, por supuesto, pero creo que se tiende un poco a eso, en Academia y en los negocios. Personalmente prefiero saber un poquitín de bastantes cosas, que mucho de unas pocas...aunque sea poco práctico. Recomiendo el libro Maps of Time.(http://alvaronavarro.vox.com/library/post/try-to-understand-the-big-picture.html)

Félix Peinado Castillo dijo...

Bienvenido, Alorza, y enhorabuena por vuestro trabajo en Administradores en Red. Tengo que decir que me sorprendió saber que existen personas profundamente interesadas en la Administración digital, en dinamizar esta cuestión y en fomentar que se compartan experiencias en este campo. Porque si es complejo fomentar el uso de la tecnología y promover la innovación en las Pymes, donde la motivación al cambio de los actores es mayor, no quiero ni pensar cómo será en el mundo de lo público.

En la Administración de Castilla-La Mancha, programáticamente, hay una vocación en esta recién inuagurada legislatura por fomentar precisamente eso. Eso es lo que ha anunciado el Presidente estos días con motivo del inicio de este nuevo período. Nosotros insistimos mucho en ello como forma para mejorar la eficiencia de la Administración y como vía para lograr una cierta agilización de tramitación y simplificación de las relaciones de las empresas con la Administración.

Respecto a la cultura de la subvención, no digo yo que no exista puntualmente en algunos, pero mi percepción es que tiene muchísima menos incidencia de lo que parece.

Creo que actualmente existe aquí un buen nivel, y además creciente, de personas que se plantean un proyecto empresarial y que lo último que les suele interesar es si existe una subvención. Esto es muy positivo. Las ayudas europeas, más que a la subvención directa a la inversión, están contribuyendo a mejorar el entorno que favorezca el desarrollo de los proyectos empresariales. Cuando se acaben las ayudas, no van a ser las empresas quienes peor lo van a pasar. Y ello a pesar de que somos las organizaciones empresariales las que, desde hace años, incidimos en la necesidad de estar preparados para cuando eso ocurra.

Félix Peinado Castillo dijo...

Totalmente sí. Si hablásemos de máquinas o herramientas, realmente se debería buscar la eficiencia. El término eficiencia no trae consigo hiperespecialización, sino correcta asignación de recursos para el fin que se persigue.

Pero claro, hablamos de personas, que son (somos) muy nuestras y tenden a mos a hacer lo que queremos y nos motiva. Hay quienes se lo pasan pipa estudiando toda su vida el comportamiento social de no sé qué insecto. A mi me pasa como a ti; me gusta saber un poco de todo, y un mucho me aburre.

Por cierto, estoy seguro de que tienes ese fantástico libro que aconsejas listo para prestármelo para las vacaciones je, je. ¿no tendrás versión en castellano, para que se me haga más amable su lectura?

Félix Peinado Castillo dijo...

Prometo que el anterior comentario empezaba: Hola, Álvaro. Totalmente sí...

Será algún electroduende (el coreano chiquitito)

los sueños de la razón dijo...

Tampoco había leído tu post hasta que he leído tus comentarios en yoriento.

Pues ya somos más. Felicidades por tu blog. Lo meto ya en el blogroll. Vale la pena seguirlo. Esta larga cola... vamos a tener que llamarla serpentina o algo así.

Saludos,

Félix Peinado Castillo dijo...

Efectivamente, habrá que consensuar un nombre.

Esto me recuerda la discusión científica del nombre de los "agujeros negros". Cuando se describieron las estrellas supermasivas que hoy conocemos con ese nombre, fueron definidas así por un astrónomo norteamericano, Wheeler, en los años 60 y su uso se generalizó entre la comunidad científica; a pesar de ello hubo una gran oposición entre los franceses, dado que la denominación tiene en su lenguaje una fuerte connotación sexual.

Me ha agradado tu visita ya que yo visitaba hace tiempo tu blog. Gracias por incluirme en tu blogroll. Me he suscrito a tu feed de "me interesa", ya que veo que te interesan cosas realmente interesantes.

martinjaramillo dijo...

LO QUE FALTABA !!!

Muy pronto nos encontraremos en las noticias científicas que la energía se crea.

Que la relatividad de las energías potenciales invalida el principio de conservación de la energía.

Todo lo que es relativo es variable.

Las energías potenciales son variables y relativas.

Nada que sea relativo puede ser constante.

Ver artículo completo con experimento en:

“Nueva Teoría Sobre El Universo”.
http://www.natureduca.com/blog/?p=390