martes, 17 de abril de 2007

Algunos consejos de slow down

Desde luego no soy un buen ejemplo y no puedo dar lecciones del slow movement, ahora tan de moda. Me gustan las curiosidades e ir un poco contracorriente, hasta de mí mismo. Por eso ahora, cuando por circunstancias del trabajo tengo que ir a toda mecha, hago un alto en el camino y escribo algunos secretos “lentos” para principiantes, extractados de la web slow down, en la esperanza de que, ya que no me sirven a mi, sirvan a alguien:

1. Toma una taza de té, pon los pies en alto y mira por la ventana (no intentes esto mientras conduces).
2. Pasa algún tiempo tranquilo en la bañera.
3. Escribe estas palabras y colócalas donde pueda verlas: “La multitarea es una debilidad moral”
4. Intenta hacer sólo una cosa cada vez.
5. No te fuerces a responder una pregunta enseguida. Toma tu tiempo
6. Intenta el ejercicio “un minuto despacio” (*)
7. Bosteza a menudo. Los estudios médicos han demostrado infinidad de cosas, y probablemente podrían demostrar que bostezar es bueno para ti.
8. Toma un poco más de té. El té es la bebida de la calma.
9. Échate una siesta y pasa al menos una hora adicional en la cama.

(*) Ejercicio: reduce la velocidad durante un minuto. Si estás caminando, retarda el paso. Si estás conduciendo, levanta el pie del pedal. Habla más despacio. ¿Notas algo diferente?

Ya comentaba días atrás sobre la baja productividad de la multitarea y la atención parcial continua. Una conversación de hoy me ha servido para recordar este asunto. Alguien me dijo que la tarea principal de los directivos no es ejecutar, sino pensar, y que mal de aquel directivo que no tiene tiempo para fumarse un puro con los pies encima de la mesa (ahora no se puede fumar en el trabajo, pero lo de los pies, por lo que veo, esta muy recomendado).

No se puede tener una mínima visión estratégica, iniciativas nuevas, ni ser innovador cuando se dedica la atención a mil cosas a la vez. O cuando tienes que estar escribiendo en el Twitter (ultima controvertida novedad geek) cada movimiento que haces, digo yo.

6 comentarios:

Luis Manuel Tolmos Rguez-Piñero dijo...

Felix,

Totalmente de acuerdo. A eso le llamo "el lugar de encuentro", donde encuentras estrategia, visión de tu gestión, ...en definitiva.. "tienes perspectiva" de los hechos y siguientes "palos" que poder mover... El mercado es agresivo, hay que estar "entrenando" constantemente.

Un saludo.

Eduardo Loyola dijo...

Yo hoy he estado dedicado prácticamente a una sola tarea (preparar una memoria técnica para el Plan Avanza PYME Digital) y me ha rendido bastante el día. Cuando estoy a mil cosas, las acabo sacando pero tengo la sensación de no haber aprovechado tanto el tiempo.

Gracias por los consejos.

Eduardo Loyola (maat Gknowledge)

sicelens dijo...

El 2 lo hago muchas veces con música relajante, funciona!!

El 4 también me vá

El 5 también lo practico

El 6 es muy logrado y fantástico, y en determinadas situaciones hasta placentero.

El 8, ni de coña, el té me excita mucho.

El 9, espero no perder esa costumbre.

A mí me valen..

Félix Peinado Castillo dijo...

Yo también practico a veces el 2, y lo del té tampoco me va mucho.

Marcelo Levit dijo...

Hola Felix,
gracias por visitar mi blog.
Respecto a este tema publique un par de posts hace algunos meses.
Yo creo que hay que buscar el equilibrio, por ejemplo, si paseo con amigos o familia, lo hare despacio, pero si ando por la calle un dia laboral, prefiero caminar rapido, y aprovechar el tiempo que me sobra para "pensar".
Tambien hable en mi blog sobre el tiempo y la frase "matar el tiempo", todo ello relacionado ....
Saludos,

Félix Peinado Castillo dijo...

Eduardo y Marcelo, lo que decís tiene toda lógica y no creo que el ser humano sea tan ignorante como para no saber cuándo hay que ir deprisa o despacio. Quizás la cuestión no es tanto esa sino que muchas veces, por hacer mucho a la vez y atender a varios frentes, con permanentes rupturas de la concentración, el resultado final es que se hace menos.